23 abr. 2007

Bésame


Bésame despacio,
tan sueve como el murmullo de las hojas
tan fuerte como la ola
que entrega su vida ante una roca;
tan debil como el claro de la luna
que esta noche nos arropa.

Bésame asi, sin ataduras
sin miedo al impacto;
con la fragilidad que encierra un niño,
con la seguridad de quien llega a su nido.

Bésame de nuevo, una y otra vez;
quedate a vivir en mis labios
adhiérete a ellos
y descubre que bajo la nieve de tu ausencia
sepultada se encuentra la granada de mi pasion.

Bésame mucho amor,
bésame la vida
y cuando amanezca
arrojame a la muerte.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Quede anonadado....
Soy nada despues de ser testigo de tu poderosisimo aliento, aliento contable en risas, en besos, de tu valioso y universal talento derramado sobre tu gentil y bello texo, trazado con voluntad y sueños. Se te quiere MdkD
Atte: El envidioso