19 ene. 2010

Casualidad


Si me miras por casualidad,
veme sonreír sin creer
que eso se deba a que pienso en ti.

Y si al mirar ves que mis ojos
revelan que he llorado
tampoco creas que esa lagrima
que ahora rueda por mi mejilla
se deba a tu ausencia
tan solo es la lluvia que baña mi alma.

Y si te acercas demasiado
y me escuchas hablar de alguien
no te ilusiones, no hablo de ti,
hablo de aquel que va pasando.

Obsérvame desde lejos,
revive cuando miraba y hablaba de ti
pero tan solo recuerda y no te detengas,
sigue adelante como yo seguí
el día en que te mire por pura casualidad.

No hay comentarios: