14 ene. 2010

Deseo

Hablamos de deseo como si en verdad lo conocieramos. Del deseo que sentimos el uno por el otro. Ese deseo que no te permite olvidar mi cuerpo, mis caricias y mis besos. ¿Pero que es en realidad el deseo?

Yo deseo tu cuerpo, tu alma, deseo que me ames solo una noche. Deseo tus caricias y tus besos, tus manos osbre mi cuerpo, ¿pero es en verdad eso lo que deseo? No, en realidad deseo liberarme de ti, poder estar con cualquier persona sin pensar (sin desearte) en ti.

Ultimamente cada libro que cae en mis manos me sumerge en una historia de amor, locura y muerte; y me doy cuenta que no quiero dejar de amar; que el amor es necesario en mi vida, que todo lo demas deja de ser importante si no existe el amor en ello; què o quièn puede ser, no lo sè, en verdad no me interesa demasiado... solo quiero volver a sentir ese amor que hace tiempo conoci.

Aparecen muchas personas a mi alrededor, pero solo desean (esa es la palabra correcta) mi cuerpo, ya no quiero eso. Quiero que puedan ver mi alma, ver o imaginar tener mi cuerpo sin tenerme, quiero que sepan que existo.

Un amigo ayer me dijo que siempre me quejo de que no me quieren y hoy al leer esto me doy cuenta de que me sigo quejando...

No hay comentarios: