30 oct. 2010

Epilogo. Conversacion entre dos extraños



Después de aquel fatídico día en la cafetería yo no supe cómo pude sobrevivir, esa situación había tornado nuestras vidas un tanto desesperantes, cada vez que salía a algún lado, con alguna persona, todo me ponía alerta. Habían pasado casi 2 meses y nuestras vidas no lograron hasta ese momento a ser lo que eran, ni siquiera se acercaban un poco.

Estuvimos en el hospital muchos días, íbamos a diario y cuando Dante tenia cosas pendientes relacionadas con la imprenta nos turnábamos, no sabíamos si iba a despertar. Los doctores habían dado pocas esperanzas en ello. Primero íbamos a diario, día y noche, y pocas semanas después solo por las mañanas, uno o dos días a la semana hasta que nuestras visitas eran esporádicas casi inexistentes, teníamos que seguir adelante con nuestras vidas.

Era tarde para poder ir a la visita al hospital, así que decidí dejarlo para mañana, sí, tal vez mañana tenga más ganas de ir a ver como “duerme”, como se “muere”. El celular sonó, un número desconocido. Otra vez no, pensé.

_ ¿Diga?
_ Susan, ¿eres tú?
_ ¿Quién habla? – no me sentía para nada segura, no quería mas líos
_ Dante, ¿quièn mas si no?
_ Dante – suspire aliviada – casi me matas del susto
_ Tranquila, tengo algo que decirte pero por favor necesito que me prometas que estarás bien, en tu estado cualquier impresión puede causarte daño.
_ Ok, cariño pero puedes decirme qué es lo que pasa, me estas poniendo más nerviosa.
_ Las cosas no andan bien, yo sé que es complicado pedirte esto, pero necesito que vengas al hospital

Cómo había llegado Juan a complicar tanto nuestras vidas, y ahora Paula que le pasaba, ¿acaso le había perdonado? ¿Acaso después de todo lo que nos había hecho estaba con él?

_ ¿Què pasa Dante?
_ Paula no está bien, necesito que la saques del hospital, no hace otra cosa que estar esperando a que despierte y Arturo esta como loco.
_ Ella no escucha razones, necesita cerrar ese ciclo
_ ¿Y para cerrarlo necesita dejar su vida atrás?
_ Basta Dante, ella necesita hacerlo sola, no nos quiere cerca, entiende eso, a veces parece que aun sigues amándola
_ Susan, te estas alterando, la amé hace años, entiende que ahora estoy contigo.
_ Pues al parecer eres tu quien no lo entiende

Y colgué el teléfono, seguramente estaba exagerando las cosas, pero aun sentía celos de Paula y para terminar ella estaba allí postrada en una silla de hospital velando por un maldito que solo nos había hecho daño a todos nosotros.

******

_ Arturo por favor, no me hagas esto tienes que entender…
_ Entender qué, que no quieres volver a casa conmigo porque tal vez despierte – casi gritaba lo duro que era para mí, pero no podía evitarlo, me dolía
_ ¿Que harías tú?
_ Seguir con mi vida, o acaso lo amas todavía, dímelo ¿lo amas?
_ Y si fuera así, qué – no podía creer lo que me estaba diciendo, en verdad lo amaba
_ Paula, dime si lo amas, si es así me marchare de tu vida y no volveré a molestarte – le dije en el tono más calmado del que era posible. Paula tardo varios segundos en contestar, ¿acaso lo estaba pensando?

_ Habla de una vez Paula

Pi… pi… pi… piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Ese sonido que tanto estábamos esperando llego de pronto, las enfermeras entraron para resucitarlo, tenía ganas de gritar que lo dejaran morirse de una vez, saque a Paula de allí casi a rastras.

_ Tengo que estar allí, entiéndelo… yo… - Paula se soltó a llorar y no atine a hacer otra cosa más que abrazarla, siguió llorando mientras los médicos y las enfermeras hacían todo lo posible por salvar una vida, una vida que tal vez no valdría nada.

_ Paula… Juan despertó y esta preguntando por usted, solo he de advertirle que no vivirá y tal vez sean sus últimas palabras.
_ ¿Estas seguro de eso Samuel?
_ Si Dante, lo siento mucho pero él no pasara de esta noche.
_ ¿Puedo pasar a verlo? – pregunto cómo ausente
_ Si Paula

Samuel y yo nos quedamos fuera de la habitación, no quería escuchar lo que ella le decía, y ¿si le decía que lo amaba? No quería ni podía pensar si quiera en eso, me moriría.

*****
_ Paula, mi amor…
_ Juan… - me acerque poco a poco hasta su cama
_ Preciosa, es tiempo de… irme
_ No digas eso, por favor
_ No, no… llores, todo fue… mi culpa… necesito… por favor… que…
_ No, no hables, estas muy débil
_ Ya no… hay tiem… po, nece… sito que… me per...do…nes
_ Te perdono, de verdad – le dije en un susurro y me acerque a besarle los labios y de pronto…
Pi… pi… piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Había muerto, su rostro dibujaba una sonrisa y yo solo lo abrace y me puse a llorar, allí, junto a su cadáver, de pronto sentí una mano sobre mi hombre, un calor que yo conocía muy bien y que desde hace meses no permitía que se me acercara.

_ Vamos, todo termino ya
_ Lo siento, yo… te amo…

Sentí como Arturo se petrificaba ante mis palabras

_ Lamento mucho Arturo que las cosas terminaran así, no haberte dejado estar conmigo cuando más lo necesitaba y tu sufriendo por mi causa mientras yo necesitaba decirle que lo perdonaba para poder continuar con nuestro amor sin más dificultades – Arturo me tomo por la cintura y me alzo, me abrazo como hace mucho nadie me abrazaba.
_ Perdóname mi amor, por no haber comprendido lo que estabas haciendo, por no darme cuenta de las cosas

Y nos fundimos en un abrazo y un largo beso que quise durara una eternidad.

*****
El teléfono sonó, era Paula, algo tendría que haber sucedido en el hospital si era ella la que hablaba.

_ Paula, ¿todo está bien? – le pregunte casi sin querer oír la respuesta
_ Dante… Juan murió hace unos momentos
_ ¿Tú te encuentras bien?
_ Si Dante, gracias, hay que seguir adelante y por fin logre cerrar el ciclo. ¿Y tú, ya le dijiste a Susan?
_ Esta noche le pediré formalmente que sea mi novia
_ Me parece bien
_ Paula, están los proveedores aquí, tengo que colgar
_ Está bien, suerte amigo
_ Gracias preciosa, nos vemos, tomate otros días para recuperarte
_ Tenlo por seguro, Arturo y yo nos vamos unos días de vacaciones
_ Hasta entonces…


*****************************************************************
Querid@s aqui esta el final, para que no me maten jeje

4 comentarios:

irene dijo...

Hay Dios mio, ese piiiiiiiiiiii de la maquina me ha matado cariño, es que no sabes lo que has transmitido con este capitulo, ha sido sublime mi reina, escribes como los angeles
un beso de los grandes , bueno siempre te los doy, ajajajaj y cuidate mucho

A por cierto acabo de publicar el siguiente capitulo de mi Sicario del infierno, por si te apetece

siempre tuya
Irene

KaRoL ScAnDiu dijo...

OHHH que manera de coronar una historia querida poetess;D

Has crecido de manera increíble a cada capítulo;D

Eres un sol:D

feliz noche;D y Happy Halloween;D

DarkPrinccs dijo...

Hola, bueno aqui pasando por tu blog, en verdad que me has hecho casi llorar con el sonidito del piiipiii de la maquina, pero en verdad que me a gustado mucho, como relataste cada una de las cosas, el perdon de Paula hacia Juan, en verdad que wuaa todavia no lo creo jeje
En fin, lindo blog y la historia tmb, espero tengas un hermoso dia.
Au revoir

ATTE: DarkPrinccs

DarkPrinccs dijo...

por cierto ya tu seguidora claro jeje
mis mas sinceros deseo de un lindo dia.