28 mar. 2012

Los regalos de la vida


Ahora chicos he regresado, se que ya les habia dicho esto pero ahora si, se que no estoy tan frecuentemente como antes y espero que me disculpen; aqui les dejo una pequeña reseña de lo que ha sido mi vida

 *****





Que fácil era mi vida, nada de qué preocuparme excepto pagar mis gastos, procurar un poco de dinero a mi mamá, sobrellevar mi vida. Iba y venía, primero de la casa a la escuela y de regreso, mas tarde de la casa a la escuela y de ahí al trabajo y de regreso a la casa, y por último solo era de la casa al trabajo y de regreso.


Si, así era mi “complicada” vida, de vez en cuando salía de fiesta con los amigos del trabajo y llego un 18 de diciembre, un hombre llego a mi vida, a llenarla de amor, compartimos buenos y no tan buenos momentos, noches en las que no podía dormir solo pensaba en él; situaciones muy difíciles nos deparaba el porvenir pero ya estábamos en camino de algo mejor, de algo que también traía consigo sonrisas, lagrimas, dolores de cabeza, insomnio… de todo un poco

Un 7 de enero llego a mi vida otro hombre, nacido del fruto de un amor que aun está latente, de un amor que no sé cómo sobrevive, llego a nuestras vidas el regalo más grande que nos da la vida, de las que pocas gozamos; pero hay muchas cosas detrás de nosotros, cosas que a veces no comprendo, regresan recuerdos de los nueve meses que Gabriel, mi angelito, paso en mi vientre, han pasado algunos meses ya de su nacimiento y muchas otras cosas no alcanzare a comprender nunca. Ayer, anoche por primera vez durmió toda la noche y al contrario de lo que pensaba que iba a descansar cuando esto pasara no sucedió… pues por mucho que trata una de dormir, tenemos un ojo cerrado y el otro bien abierto para ver y comprobar que ese angelito, que duerme junto a ti o que duerme en una cuna, se encuentra allí contigo aun. Si, así es… dormir se ha vuelto un lujo que ni su padre ni yo volveremos a gozar, no de la misma manera, por que se que ahora me quita el sueño su bienestar, y sé que más tarde será el porqué no ha llegado a casa aun.

Los regalos que da la vida, también, a veces, suelen ser una pesadilla; cuando mi niño está llorando y no saber porque es, cuando se enferma por mi culpa por que yo estoy enferma, cuando pasa tiempo en lugares que le hacen daño y al otro día no para de llorar porque le dio aire. Los regalos de la vida suelen ser una bendición, porque mi niño esta sonriendo, porque su papá llego con bien a casa y se pone a platicar con él y lo hace reír, porque está durmiendo sin ninguna preocupación más que esa, comer y dormir, esas serán sus únicas preocupaciones por algunos meses más, después divertirse, jugar, correr, brincar, ensuciarse, aprender ; y ya después nos empezaremos a ocupar de la escuela, de los amigos, de las novias, de todas esas cosas que mi madre paso conmigo y con mi hermano…

Muchas cosas nos esperan, muchas sonrisas, lágrimas y dolores de cabeza también…

Vamos a emprender este camino juntos…

No hay comentarios: